Una de las principales preocupaciones que debería tener el hombre moderno es llevar una dieta equilibrada, y no solamente para lucir un buen cuerpo. Cuidar nuestra salud nutricional significa conocer y mejorar nuestros hábitos de alimentación para aprender a comer correctamente. Si una persona quiere mejorar esos hábitos, pero no sabe por dónde empezar, lo más probable es que tenga que informarse acerca de las propiedades nutricionales, así como de los beneficios de cada alimento, para constituir un plan adecuado.

Una dieta bien equilibrada debe permitir que el organismo mantenga sus reservas de hierro, calcio, ácido fólico, etc dentro de los rangos, y así se evite la aparición de deficiencias y enfermedades crónicas. La ingesta de frutas, verduras, cereales, leguminosas, lácteos, carnes y pescados es muy importante, así como también tomar agua suficiente.

El equilibrio nutricional debe ser complementado con un alto nivel de actividad física, para ayudar a activar y regenerar los procesos moleculares en el organismo. Los beneficios inmediatos son el fortalecimiento del sistema inmune, mejoramiento del sistema digestivo, prevención de enfermedades, control de peso y control de obesidad.

Si deseas conocer más acerca de este tema, envíanos un correo electrónico: dieta_sana@hotmail.com